El medio rural ha sido en su totalidad donante de personas, de medios, de capitales, de materiales… gracias a él en primer lugar, han crecido las ciudades y se ha producido el cambio económico de los dos últimos siglos.

Dar significa: “Hacer [una persona] que una cosa cercana, propia o que tiene, pase a otra de manera voluntaria.”

Donar es:

“Traspasar graciosamente a otra algo o el derecho que sobre ello tiene.”

Sea donar, dar, quitar, extraer o cualquier otro el verbo que utilicemos, la realidad es que hemos vaciado el territorio en beneficio de un medio urbano  cada vez más insostenible.

Hay una realidad en el caso de Cataluña que no debemos de olvidar y es que: hay más de 700 urbanizaciones en 230 municipios con cien mil viviendas construidas sin regularizar, que de legalizarlas significaría una riqueza superior a los 20.000 millones de euros y la posibilidad de curar un territorio que cada día enferma más.

Es posible lograrlo y estamos en ello. ¿Te apuntas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *